https://www.badosa.com
Publicado en Badosa.com
Portada Biblioteca Poesía Trasluz
3/4
AnteriorSiguiente

Provincia mayor

(1936-1939)

III

Dimas Mas
Tamaño de texto más pequeñoTamaño de texto normalTamaño de texto más grande Añadir a mi biblioteca epub mobi Permalink
CUERVO
El tafetán volador espera
planeando en lo alto
la señal inmóvil que ceda
del cuerpo acosado
por el último temblor
los ojos que lo llevan
en impresión aterradora
de la vida al dolor
sereno de la muerte eterna:
círculo negro que despierta
en el vértigo de su vuelo
la mirada ciega
a otra dimensión del sueño.
VOLUNTARIOS
Nadie ni yo siquiera
en los signos retorcidos
de la interrogación nunca
ha tensado la curva
inquietante de la pregunta,
sus dudosos sonidos,
con menos fuerza.
Hoy todo es respuesta.
Clara melodía de flecha
que la exclamación alienta.
COTA
Fuera volcán humano
y el corazón abierto
hontanar incansable
de sangre que desciende.
Peldaños que nos llevan
por el horror del fuego
a la cumbre incierta
que domina el abismo.
Y subimos perdiendo
dos sangres en un río.
METRALLA
Nacieron para ver el mundo
y ahora andan ciegos
de mirar por los adentros.
De buscar quién sabe qué geometría
perfecta de los deseos,
lejos de los cuerpos dispuestos
como espejos de la luz
en linternas esparcidas por la orilla
húmeda y fronteriza.
Nunca más la claridad de las afueras,
los destellos definidos,
las olas retorcidas de la vida
instalarán su argumento único
en el escenario sin fondo de los ojos.
CUANDO CONTEMPLO EL CIELO...
Fatigado de ti aparto
y hacia ti vuelvo asombrado
la herida lancinante de mis ojos:
con idéntica oscuridad la enconan,
si abiertos o si cerrados,
tus sombras y mi memoria.
SOLAR
Solo la lengua ebria de mi Provincia
      ¡encendido orgullo!
desbarata el orden eterno del mundo
      ¡alta y atrevida!
haciendo del sol corazón de su tierra.
RUIDERA
Abrimos, húmedos, los ojos nuevos
con el dolor salidulce del sueño
a la imagen distante de sus vuelos
ensombreciendo los pasos del tiempo.
Desde el lago que somos nos sabemos
blanco azul para esa flecha lanzada
por el arco del corazón con rabia
en estéril adiós hacia los cielos.
Prisioneros de la tierra aguardamos
su regreso como una caída
que nos hunda, al fin, los ojos secos,
en el fondo cegador de la vida.
PROSA / POÉTICA
La patria de la palabra
libre, si acaso, existe
en la sinrazón del arma
que su defensa escribe
con sintáctica rabia.
La nación de mi voz
castellana su frontera
puntúo con metralla.
ANÉCDOTA
¿Quiénes? Tú y yo. ¿Dónde?
En tu casa. El número once
de la calle del romero.
¿Cuándo? El tres de enero
del año en curso de fuego
a las doce de la noche. ¿Qué?
El amor solo y siempre fue.
¿Cómo? Consumiendo los cuerpos
para nutrir los recuerdos.
LÉJIMO
Cabrilleaban como ascuas sobre la nieve
que abatió el acero con vago perfil de luna;
nieve vertical de círculos primaverales
ofrecida en parterres salinos a la pluma.
Cruzaban, eléctricos, la curva del espacio
tiempo con la pesadez de las viejas estatuas
hasta extinguirse su luz de alejadas violetas
cultivadas en los jardines imaginarios.
Fiemo final caído del corazón estéril,
han abonado un paisaje lejano de dunas
iguales y distintas sobre el desierto inmóvil
del propio asombro encerrado en torres de ceniza.
Hoy un huracán de sangre, poderosa alquimia,
ha penetrado de luz la confusa humareda
acribillando el lejano léjimo sin vida
para palpar del cercano prójimo la herida.
3/4
AnteriorSiguiente
Tabla de información relacionada
Copyright ©Dimas Mas, 2005
Por el mismo autor RSS
Fecha de publicaciónJulio 2005
Colección RSSTrasluz
Permalinkhttps://badosa.com/p140-3
Opiniones de los lectores RSS
Su opinión
Cómo ilustrar esta obra

Además de opinar sobre esta obra, también puede incorporar una fotografía (o más de una) a esta página en tres sencillos pasos:

  1. Busque una fotografía relacionada con este texto en Flickr y allí agregue la siguiente etiqueta: (etiqueta de máquina)

    Para poder asociar etiquetas a fotografías es preciso que sea miembro de Flickr (no se preocupe, el servicio básico es gratuito).

    Le recomendamos que elija fotografías tomadas por usted o del Patrimonio público. En el caso de otras fotografías, es posible que sean precisos privilegios especiales para poder etiquetarlas. Por favor, si la fotografía no es suya ni pertenece al Patrimonio público, pida permiso al autor o compruebe que la licencia autoriza este uso.

  2. Una vez haya etiquetado en Flickr la fotografía de su elección, compruebe que la nueva etiqueta está públicamente disponible (puede tardar unos minutos) presionando el siguiente enlace hasta que aparezca su fotografía: mostrar fotografías ...

  3. Una vez se muestre su fotografía, ya puede incorporarla a esta página:

Aunque en Badosa.com no aparece la identidad de las personas que han incorporado fotografías, la ilustración de obras no es anónima (las etiquetas están asociadas al usuario de Flickr que las agregó). Badosa.com se reserva el derecho de eliminar aquellas fotografías que considere inapropiadas. Si detecta una fotografía que no ilustra adecuadamente la obra o cuya licencia no permite este uso, hágasnoslo saber.

Si (por ejemplo, probando el servicio) ha añadido una fotografía que en realidad no está relacionada con esta obra, puede eliminarla borrando en Flickr la etiqueta que añadió (paso 1). Verifique que esa eliminación ya es pública (paso 2) y luego pulse el botón del paso 3 para actualizar esta página.

Badosa.com muestra un máximo de 10 fotografías por obra.

Badosa.com Concepción, diseño y desarrollo: Xavier Badosa (1995–2018)