http://www.badosa.com
Publicado en Badosa.com
Portada Biblioteca Poesía Sinéresis

De una pena larga

Selección

Clara Díaz Pascual
Tamaño de texto más pequeñoTamaño de texto normalTamaño de texto más grande Añadir a mi biblioteca epub mobi Permalink
NO BASTA SABER
que llegaré
en medio de la noche
y hallaré andenes
vacíos y extranjeros.
No basta mi mejor música.
Ni saber que me hablarás hasta el alba.
Tampoco bastó contemplar
esa hermosa Luna Azul irrepetible
—toda su noche—
hasta que los ojos
se me hicieron añicos de estrellas.
Para desvelarme
basta el menudo espacio tangible,
transparente, trastocado y roto
de una ausencia
y el preciso sonido
de la voz que ya no oigo. Su silencio
hace de mi oído un doloroso yunque.
PORQUE ACASO SEA YO MISMA,
la única
responsable de este naufragio.
Porque estuve
demasiado tiempo en aquella orilla.
Porque volví, sola,
llevando en las manos
las mismas flores.
Porque no supe ofrecerte
a tiempo
mi silencio.
Porque quise ser la misma
tras el quebranto de mis naves
y escondí bajo la arena
todos mis sentimientos,
esta pena a la deriva,
es toda mi fortuna.
Pero volví
y estuve esperando
para decirte
que mi pena es tu casa.
Que vengas y te sientes
y hables, o escuches
o calles, conmigo,
porque también es tu pena.
ESE DÍA ES UN DÍA
en que ya no sirve
el sol sin rostro de otros días,
porque falta la sombra de tu mano.
Es la certeza
de todas las fragilidades.
Y crees que siempre
edificaste en la arena.
Y piensas que arrojaste las palabras
más hermosas
al agua inadecuada,
al abismo de un cielo helado.
Y recuerdas
que no supiste
ni acariciar la hierba.
Se fundió mi paz en una lágrima invisible.
Me asaltó el desconcierto,
me sentí muy lejana
y, entonces, me salvó la tarde.
TAMBIÉN LE LLEVARÉ FLORES
la próxima vez,
amarillas, sin duda.
Como siempre. Entonces recordará,
recordaremos, despacio,
cómo nos vigilaban las estrellas,
cómo nos avisaba el viento,
cómo sabíamos
que íbamos a morir. Cómo morimos.
Recordaré, sin llorar, cómo lloramos.
Cómo intentamos destruir el tiempo
y su advertencia
y sangraron nuestras manos. Vacías.
Cómo deseamos con ansias de infinito,
sólo un instante,
que Dios hubiera existido a nuestro lado.
Pero no estaba
en el cristal que se quebró en su mano.
Tabla de información relacionada
Copyright ©Clara Díaz Pascual, 2000
Por la misma autora RSS
Fecha de publicaciónMarzo 2002
Colección RSSSinéresis
Permalinkhttp://badosa.com/p092
500 read timeout
Cómo ilustrar esta obra

Además de opinar sobre esta obra, también puede incorporar una fotografía (o más de una) a esta página en tres sencillos pasos:

  1. Busque una fotografía relacionada con este texto en Flickr y allí agregue la siguiente etiqueta: (etiqueta de máquina)

    Para poder asociar etiquetas a fotografías es preciso que sea miembro de Flickr (no se preocupe, el servicio básico es gratuito).

    Le recomendamos que elija fotografías tomadas por usted o del Patrimonio público. En el caso de otras fotografías, es posible que sean precisos privilegios especiales para poder etiquetarlas. Por favor, si la fotografía no es suya ni pertenece al Patrimonio público, pida permiso al autor o compruebe que la licencia autoriza este uso.

  2. Una vez haya etiquetado en Flickr la fotografía de su elección, compruebe que la nueva etiqueta está públicamente disponible (puede tardar unos minutos) presionando el siguiente enlace hasta que aparezca su fotografía: mostrar fotografías ...

  3. Una vez se muestre su fotografía, ya puede incorporarla a esta página:

Aunque en Badosa.com no aparece la identidad de las personas que han incorporado fotografías, la ilustración de obras no es anónima (las etiquetas están asociadas al usuario de Flickr que las agregó). Badosa.com se reserva el derecho de eliminar aquellas fotografías que considere inapropiadas. Si detecta una fotografía que no ilustra adecuadamente la obra o cuya licencia no permite este uso, hágasnoslo saber.

Si (por ejemplo, probando el servicio) ha añadido una fotografía que en realidad no está relacionada con esta obra, puede eliminarla borrando en Flickr la etiqueta que añadió (paso 1). Verifique que esa eliminación ya es pública (paso 2) y luego pulse el botón del paso 3 para actualizar esta página.

Badosa.com muestra un máximo de 10 fotografías por obra.

Badosa.com Concepción, diseño y desarrollo: Xavier Badosa (1995–2013)