http://www.badosa.com
Publicado en Badosa.com
Portada Biblioteca Relatos cortos Juve

Juegos de Luz

Selección

Luz del Olmo
Tamaño de texto más pequeñoTamaño de texto normalTamaño de texto más grande Añadir a mi biblioteca epub mobi Permalink
TENGO DOS ZAPATOS,
dos zapatos viejos,
son los dos iguales,
parecen gemelos.
Están muy cansados
de andar desgastados
de casa al colegio.
No puedo con ellos:
montar en la bici,
correr por el campo
o pisar los charcos.
Tendré que tirarlos,
comprarme otros nuevos
y seguir andando
de casa al colegio.
UN FIDEO
se quedó
solo en la sopa
por feo.
Un niño no lo quiso comer
y ahora en la basura
se le ve.
¿Qué hago yo aquí
(se pregunta sorprendido)
entre monta de patata,
porquería y tanta lata?
Tengo que salir
y a algún sitio
me he de ir.
No me esperan amigos,
no me espera nadie,
pero aquí encerrado
me falta el aire.
El fideo
salió del cubo
como pudo
y se marchó
a recorrer el mundo.
POEMA DE ROSA BLANCA
Ceniza de nieve
en jardines de mayo.
Luna llena
de las noches en blanco.
¿No la conoces?
Es mármol pálido
y entre sus pétalos
hay un poema sobre un desmayo.
Mudo ciprés en el fervor de Silos.
Gerardo Diego
LOS MIRO EN ITALIA
en verdes jardines
en forma de llamas.
Sus sombras se alargan,
son árboles altos
que sueñan baladas.
            Y
en los cementerios
silenciosos suben
tocado los cielos.
VUELAN LAS HOJAS
bailando un vals;
aire de otoño
lleva el compás.
Bajan del árbol
hacia la tierra
y cuando llegan
están ya secas.
Se viste el bosque
del amarillo.
Alguien me ha dicho,
bajo al oído:
«Desnudo el árbol
ponte tu abrigo.»
ESTÁ BONITA LA NOCHE
Está bonita la noche
con la luna y sus estrellas:
está jugando la luna
al escondite con ellas.
¡Luna, salgamos a pasear!
Quiero ver tu cara blanca,
y lo que ocultas detrás.
Se ha escondido la luna
entre los árboles negros.
Me he quedado sin ella,
es sólo por un momento.
Ya hemos llegado al río,
¡luna, mira el espejo!
El agua brilla de clara
y si tú lo deseas
puedes lavarte la cara.
Adiós, luna, que me marcho
al otro lado del bosque,
¿vendrás otra vez mañana
para jugar en la noche?
LA GUITARRA
Cuando la pena brota,
tres cuerdas negras lloran.
Cuando la risa salta,
tres cuerdas blancas cantan.
Cuando los duendes danzan
seis cuerdas, negras y blancas,
lloran, ríen, cantan, hablan...
               Y
Al llegar la madrugada
García Lorca presiente
que es imposible callarla.
LAS HORAS
Se van durmiendo las horas:
la una, las dos, las tres.
En la noche estrellada
sueñan las cuatro, las cinco, las seis.
Las siete bosteza,
las ocho despierta
las nueve se mueve.
Las diez, las once, las doce.
Alegrías, miedos, caprichos,
sonrisas, colores, canciones.
La una otra vez
no quiere comer.
La dos de los juegos,
las tres del colegio.
Las cuatro, las cinco, las seis
con ruidos, tormentas, suspiros.
Las siete, empieza la calma;
las ocho, parpadean los ojos.
Las nueve se duerme...
Se duermen las horas:
las diez, las once, las doce...
El tiempo se muere
y parece que vive otra vez.
Tabla de información relacionada
Copyright ©Luz del Olmo, 1999
Por la misma autora RSS
Fecha de publicaciónAgosto 2001
Colección RSSJuve
Permalinkhttp://badosa.com/p084
Opiniones de los lectores RSS
Su opinión
Cómo ilustrar esta obra

Además de opinar sobre esta obra, también puede incorporar una fotografía (o más de una) a esta página en tres sencillos pasos:

  1. Busque una fotografía relacionada con este texto en Flickr y allí agregue la siguiente etiqueta: (etiqueta de máquina)

    Para poder asociar etiquetas a fotografías es preciso que sea miembro de Flickr (no se preocupe, el servicio básico es gratuito).

    Le recomendamos que elija fotografías tomadas por usted o del Patrimonio público. En el caso de otras fotografías, es posible que sean precisos privilegios especiales para poder etiquetarlas. Por favor, si la fotografía no es suya ni pertenece al Patrimonio público, pida permiso al autor o compruebe que la licencia autoriza este uso.

  2. Una vez haya etiquetado en Flickr la fotografía de su elección, compruebe que la nueva etiqueta está públicamente disponible (puede tardar unos minutos) presionando el siguiente enlace hasta que aparezca su fotografía: mostrar fotografías ...

  3. Una vez se muestre su fotografía, ya puede incorporarla a esta página:

Aunque en Badosa.com no aparece la identidad de las personas que han incorporado fotografías, la ilustración de obras no es anónima (las etiquetas están asociadas al usuario de Flickr que las agregó). Badosa.com se reserva el derecho de eliminar aquellas fotografías que considere inapropiadas. Si detecta una fotografía que no ilustra adecuadamente la obra o cuya licencia no permite este uso, hágasnoslo saber.

Si (por ejemplo, probando el servicio) ha añadido una fotografía que en realidad no está relacionada con esta obra, puede eliminarla borrando en Flickr la etiqueta que añadió (paso 1). Verifique que esa eliminación ya es pública (paso 2) y luego pulse el botón del paso 3 para actualizar esta página.

Badosa.com muestra un máximo de 10 fotografías por obra.

Badosa.com Concepción, diseño y desarrollo: Xavier Badosa (1995–2015)