http://www.badosa.com
Publicado en Badosa.com
Portada Biblioteca Relatos cortos Las excepciones cotidianas

Siempre nunca eterno

Alejandro Ferrero
Tamaño de texto más pequeñoTamaño de texto normalTamaño de texto más grande Añadir a mi biblioteca epub mobi Permalink
500 read timeout

Un hombre y una mujer descansan desnudos sobre la cama. La mujer abraza al hombre mientras, convencida, recita juramentos de amor eterno. Él responde con sus besos. Ella no puede callar esa noche.

Entre dulces palabras se adormecen. Pero no pueden abandonarse por completo, porque ella tiene que regresar a casa. El hombre se levanta para vestirse. La mujer todavía no puede soltar la almohada y se sujeta a ella con empeño.

El hombre: «Es curioso cómo se transforman nuestras vidas a base de pequeños cambios que nunca sorprenden.»

La mujer, con los ojos cerrados y entregada con placer al sueño: «Sólo nos sorprenden cuando de repente miramos lejos en el pasado.»

Él agita con suavidad los hombros de la mujer e intenta separarla de la almohada. Ella no quiere soltarla. El hombre le da un beso en la mejilla y la mujer dice medio dormida que le adora y que siempre será así.

La mujer: «Hace un año pasaba los días refugiada en la biblioteca, y regresaba a casa para dormir sola después de un ratito de televisión. Todavía no te conocía.»

El hombre, después de ponerse en silencio la camisa: «Me cuesta recordar, pero creo que hace un año soportaba el frío en los bancos de los parques para jurar a Isabel que siempre estaría con ella. Y ella sólo sabía besarme.»

La mujer suelta la almohada y se viste despacio.

22 de febrero de 1999, Madrid
Tabla de información relacionada
Copyright ©Alejandro Ferrero, 1999
Por el mismo autor RSS
Fecha de publicaciónEnero 2000
Colección RSSLas excepciones cotidianas
Permalinkhttp://badosa.com/n079
500 read timeout
Cómo ilustrar esta obra

Además de opinar sobre esta obra, también puede incorporar una fotografía (o más de una) a esta página en tres sencillos pasos:

  1. Busque una fotografía relacionada con este texto en Flickr y allí agregue la siguiente etiqueta: (etiqueta de máquina)

    Para poder asociar etiquetas a fotografías es preciso que sea miembro de Flickr (no se preocupe, el servicio básico es gratuito).

    Le recomendamos que elija fotografías tomadas por usted o del Patrimonio público. En el caso de otras fotografías, es posible que sean precisos privilegios especiales para poder etiquetarlas. Por favor, si la fotografía no es suya ni pertenece al Patrimonio público, pida permiso al autor o compruebe que la licencia autoriza este uso.

  2. Una vez haya etiquetado en Flickr la fotografía de su elección, compruebe que la nueva etiqueta está públicamente disponible (puede tardar unos minutos) presionando el siguiente enlace hasta que aparezca su fotografía: mostrar fotografías ...

  3. Una vez se muestre su fotografía, ya puede incorporarla a esta página:

Aunque en Badosa.com no aparece la identidad de las personas que han incorporado fotografías, la ilustración de obras no es anónima (las etiquetas están asociadas al usuario de Flickr que las agregó). Badosa.com se reserva el derecho de eliminar aquellas fotografías que considere inapropiadas. Si detecta una fotografía que no ilustra adecuadamente la obra o cuya licencia no permite este uso, hágasnoslo saber.

Si (por ejemplo, probando el servicio) ha añadido una fotografía que en realidad no está relacionada con esta obra, puede eliminarla borrando en Flickr la etiqueta que añadió (paso 1). Verifique que esa eliminación ya es pública (paso 2) y luego pulse el botón del paso 3 para actualizar esta página.

Badosa.com muestra un máximo de 10 fotografías por obra.

Badosa.com Concepción, diseño y desarrollo: Xavier Badosa (1995–2013)